Con el apoyo de AMV, Fabio Quartararo es uno de los grandes protagonistas de MotoGP. En su corta trayectoria en la categoría reina del Campeonato del Mundo de Velocidad, el francés se ha convertido en el ‘poleman’ más joven de la historia y ya sabe lo que es subir al podio. ¿Estamos ante un futuro campeón del mundo?

Desde su creación en Francia allá por 1974, AMV ha apostado por los grandes eventos deportivos del mundo del motor. Un ejemplo de esa apuesta lo representa AMV España, que en los últimos 15 años ha estado presente en los campeonatos del mundo de MotoGP, Enduro, Trial (indoor y outdoor), Motocross y Rallies Cross-Country, así como en el Dakar, el FIM CEV Repsol, etc.

Además, ha brindado su apoyo a numerosos pilotos de primer nivel, caso de Nani Roma y Marc Coma, ganadores del Dakar, o Toni Elías, primer campeón de la categoría de Moto2 en el Mundial de MotoGP. Y cuenta con un embajador de lujo: Álex Crivillé, quien, en 1999, hizo historia al ser el primer español en coronarse campeón del mundo de la categoría reina del motociclismo (entonces denominada de 500 cc y hoy MotoGP).

¿QUIÉN ES FABIO QUARTARARO?

En 2019, la gran apuesta de AMV se llama Fabio Quartararo. Nacido el 20 de abril de 1999 en Niza, el piloto francés inició su andadura en el motociclismo a los cuatro años. Y tres años después se trasladó a España para desarrollar una carrera profesional en la que, hasta el momento, ha cosechado excelentes resultados.

Como no podía ser de otra manera, sus destacadas actuaciones en categorías inferiores lo catapultaron al FIM CEV Repsol en 2013. En su primera temporada en el certamen, Quartararo se convirtió en el piloto más joven en proclamarse campeón de Moto3. ¡Sólo tenía 14 años y 218 días! Y la temporada siguiente volvió a conquistar el título. Con dos entorchados en su haber, en octubre de 2014 se anunció su salto al Mundial de MotoGP.

DE MOTO3 A MOTOGP: UN ASCENSO IMPARABLE

En 2015, Fabio se estrenó en el certamen mundialista dentro de la categoría de Moto3. Dos segundos puestos en los grandes premios de las Américas y Holanda, y otras tantas pole positions, fueron los resultados más destacados del francés en su temporada de debut.

Un año después repitió en la más pequeña de las categorías, finalizando en la 13ª posición de la clasificación general. Y en 2017 ascendió a Moto2 con el equipo de Sito Pons, campeón del mundo de 250 cc en 1888 y 1889, y el apoyo de AMV. Quartararo permaneció dos temporadas en la clase intermedia, pero antes de concluir la segunda ya se conocía su futuro: en 2019 competiría en MotoGP con el nuevo equipo satélite de Yamaha.

Para algunos observadores, que Fabio llegase a la categoría reina tan pronto no era una decisión acertada. Y con el objetivo de argumentar su opinión, observaban que el francés solamente se había anotado una victoria en Moto2. Sin embargo, en el team Petronas Yamaha SRT no lo dudaron: Quartararo sería uno de los pilotos del equipo en su primera temporada en MotoGP.

Finalmente, la nueva formación se presentó en Kuala Lumpur (Malasia) a finales de enero del presente año. Y luciendo el logotipo de AMV en su gorra, Fabio Quartararo se mostró ilusionado ante su nuevo reto:

“La primera vez que probé la Yamaha YZR-M1 en el circuito de Valencia fue increíble. La potencia de la moto, los frenos y la electrónica suponen un gran cambio respecto a Moto2. Tengo mucho que aprender pero me siento bien. Seré el piloto más joven de la parrilla, pero no debo pensar en la edad, sino en el rendimiento de la moto y en conseguir buenos resultados”.

‘POLEMAN’ MÁS JOVEN DE LA HISTORIA EN MOTOGP

Y, ciertamente, estos últimos no tardaron en llegar. En su estreno en MotoGP, El Diablo logró el quinto puesto en los entrenamientos del GP de Qatar, logrando así la mejor clasificación de un novato en la prueba de su debut en la categoría reina desde 2008. En el circuito de Losail, Quartararo demostró que su llegada a la élite del motociclismo no era algo casual ni un capricho del destino.

Gracias a su octava posición en carrera, Fabio sumó sus primeros puntos en el GP de Argentina. Y en el GP de las Américas mejoró lo logrado en Termas de Río Hondo al cruzar la línea de meta en séptima posición. Los escépticos comenzaban a tomarse en serio al piloto de Niza. Y aún no había llegado lo mejor.

En el GP de España, con 20 años y 14 días, Quartararo batió el récord de Marc Márquez y se convirtió en el piloto más joven en conseguir una pole position en MotoGP. Y muy probablemente hubiera acompañado al piloto de Cervera en el podio del circuito de Jerez-Ángel Nieto, pero, desgraciadamente, un fallo técnico acabó arruinando el trabajo de todo el fin de semana…

UN FUTURO PROMETEDOR EN MOTOGP

Afortunadamente, después de la decepción sufrida en tierras gaditanas, El Diablo volvió a hacer de las suyas en Mugello y Montmeló. En el trazado italiano marcó el segundo mejor tiempo en los entrenamientos y finalizó la carrera en el top 10. Y en la pista catalana llegaría la tan ansiada recompensa: tras anotarse una nueva pole position, Fabio concluyó segundo en carrera y consiguió su primer podio en MotoGP.

A la hora de redactar el presente post, Quartararo ocupaba la séptima posición de la clasificación general y encabezaba la tabla de los pilotos debutantes. Y con 12 pruebas por disputarse antes de la finalización de la temporada, el piloto AMV se perfilaba como uno de los grandes protagonistas del curso. ¿Conseguirá la soñada victoria en 2019? Desde la Fundación AMV confiamos en que así sea.

¿CÓMO ES LA MOTOGP DE QUARTARARO?

“Me encuentro muy bien con la moto” o “esta moto es casi perfecta” son algunos de los comentarios que Fabio Quartararo ha hecho sobre la Yamaha YZR-M1 con la que compite en MotoGP. Similar a los prototipos de Valentino Rossi y Maverick Viñales, pilotos del equipo oficial Monster Energy Yamaha MotoGP, estas son las principales características técnicas de la moto japonesa:

  • Motor. Cuatro cilindros en línea, con cigüeñal de tipo crossplane y refrigeración líquida.
  • Cilindrada. 1.000 cc.
  • Potencia. En torno a 240 CV.
  • Caja de cambios. Seis velocidades.
  • Chasis. De aluminio.
  • Suspensiones. Horquilla delantera y amortiguador trasero Öhlins.
  • Frenos delanteros. Disco de carbono, de 320 o 340 mm, con pinzas de cuatro pistones.
  • Frenos traseros. Disco de acero inoxidable con pinza de doble pistón.
  • Neumáticos. Michelin.
  • Llantas. De 17 pulgadas. Fabricadas en magnesio forjado.
  • Peso. 157 kilos.

Desde su estreno en 2002, Yamaha ha conseguido más de 100 victorias en MotoGP con la YZR-M1, así como siete títulos mundiales de pilotos y cinco de constructores. ¿Quizás pueda lograr alguno más con Fabio Quartararo? De momento, el piloto AMV está brillando en una disciplina cada vez más igualada y emocionante. Y para conocer la respuesta a dicha pregunta habrá que esperar aún. Pero, de momento, el francés va por buen camino.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una iniciativa de AMV Hispania