· El piloto de la Fundación AMV describe el papel fundamental que desempeña este sistema de seguridad, que permite a la organización del Dakar el seguimiento de cada participante en todo momento

· (VÍDEO) Descarga el vídeo del Iritrack en el siguiente enlace: https://we.tl/kpUufIT0uo

No hay duda de que el Dakar es la carrera más dura del mundo. Adentrarse en las dunas del desierto, pistas pedregosas, ríos o cualquier terreno imprevisible requiere de una preparación extrema y un equipamiento de máxima calidad. Para reducir al máximo los riesgos que entraña la carrera, que arranca el próximo día 6 en Lima (Perú) y concluirá 14 días después en Córdoba (Argentina) tras atravesar Bolivia, la organización del raid dispone de una tecnología que le permite el seguimiento de cada uno de los participantes en todo momento y a lo largo de los 8.793 kilómetros programados, de los que 4.329 serán cronometrados, que completan el recorrido de la 40ª edición del Dakar.

La seguridad es el pilar fundamental de la competición y cualquier precaución es poca. Por eso Armand Monleón, al igual que el resto de los competidores, dispone del Iritrack. El piloto de la Fundación AMV explica el funcionamiento de este sistema de seguridad que la organización se encarga de instalar en el vehículo de cada participante en las verificaciones previas a la carrera.

El Iritrack  es una caja que se sitúa en la zona del vehículo destinada a la torre de instrumentos, junto al GPS, el road book o el Sentinel. Este elemento de seguridad posee tres pulsadores de colores verde, azul y rojo. El verde es utilizado cuando el piloto se ha visto obligado a detenerse de forma voluntaria, una parada que no conlleva peligro. El botón azul se utiliza para comunicarse con la organización en el caso de que otro piloto haya sufrido un accidente, mientras que el rojo activa de inmediato el envío de asistencia médica después de que el piloto haya sufrido un accidente.

El Iritrack también contempla la opción de activarse automáticamente en el momento de detectar una fuerte deceleración del vehículo. Si no hay una respuesta del piloto, se activan las asistencias médicas de inmediato.

Armand Monleón, piloto de la Fundación AMV: “El Iritrack es un elemento de seguridad que sirve para que la organización del Dakar pueda seguirnos en todo momento durante la carrera y también es nuestra herramienta para poder comunicarnos con ellos. Tenemos varias opciones en el Iritrack. Una de ellas es para comunicar una avería. Otra de las opciones es para avisar de un accidente, tanto de otro piloto como nuestro. A través del Iritrack podemos comunicarnos con la organización del Dakar para que nos envíen ambulancias o helicópteros inmediatamente”.

Multimedia

Vídeo

(VÍDEO) Descarga el vídeo del Iritrack en el siguiente enlace:  https://we.tl/kpUufIT0uo

Imágenes

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una iniciativa de AMV Hispania