A la hora de renovar el permiso de conducción, es aconsejable no esperar hasta el último día de vigencia. Tenemos tiempo más que suficiente para hacerlo. De lo contrario, circular con un carnet de conducir caducado puede darnos más de un quebradero de cabeza.

Pudiera suceder que, por despiste, un buen día, revisando la documentación personal, cayéramos en la cuenta de que nuestro carnet de conducir está caducado. O peor aún: ¿qué pasaría si el encargado de comunicárnoslo fuese un agente de tráfico en un control o después de haber cometido una infracción o sufrido un accidente de circulación?

  • En el primero de los casos, estaríamos ante la situación menos comprometida. Bastaría con renovar nuestro carnet de conducir caducado siguiendo los pasos que explicamos más adelante y pagando la tasa correspondiente. Y, por supuesto, no podríamos circular con nuestro vehículo hasta la renovación del permiso de conducción.
  • Y ello es así porque circular con un vehículo siendo titular de un carnet de conducir caducado es considerado una falta grave que, en la actualidad, conlleva una multa de 200 euros.
  • Y el peor de los escenarios posible es sufrir un accidente de tráfico con el carnet de conducir caducado. En ese supuesto, conviene tener en cuenta que entre las exclusiones de las pólizas del ramo de autos se encuentran los siniestros en los que el conductor del vehículo asegurado tiene el carnet de conducir caducado.

Por las consecuencias negativas que puede tener circular con un carnet de conducir caducado, lo aconsejable es intentar no apurar los plazos. Como veremos a continuación, la Administración nos da un margen para que evitemos realizar los trámites el último día.

Es preciso tener siempre presente que el carnet de conducir es una autorización administrativa que debemos llevar con nosotros cuando conduzcamos un vehículo a motor, ya sea el documento original o una fotocopia compulsada por un organismo oficial. Y que estamos obligados a mostrárselo a cualquier agente de la autoridad que nos lo solicite. Aunque no esté caducado, si nos dejamos el carnet de conducir en casa también podrían multarnos.

¿CADA CUÁNTO TIEMPO DEBE RENOVARSE EL CARNET DE CONDUCIR?

La fecha de caducidad del carnet de conducir figura tanto en el anverso como en el reverso del documento. Si nos centramos en los permisos de conducción más habituales, el Reglamento General de Conductores nos recuerda que:

  • Hasta los 65 años de edad, los conductores con permisos AM, A1, A2, A y B, y licencias de conducción, tienen que renovar su carnet de conducir cada 10 años.
  • Y a partir de los 65 años, la renovación del carnet de conducir se realizará cada cinco años.

Eso sí: no podremos renovarlo si, por resolución judicial, estamos privados del derecho a conducir vehículos a motor. Ni tampoco si, por vía judicial o administrativa, se ha acordado la intervención, medida cautelar o suspensión de nuestro carnet o licencia de conducción.

¿QUÉ PLAZO TENEMOS PARA RENOVAR EL CARNET DE CONDUCIR?

Como hemos comentado anteriormente, la Administración nos brinda un plazo razonable para que podamos renovar nuestro carnet de conducir. Al respecto, esto es lo que señala el Reglamento General de Conductores:

  • La solicitud de prórroga de vigencia del permiso o licencia de conducir podrá presentarse con una antelación máxima de tres meses a su fecha de caducidad, computándose desde esta última fecha el nuevo período de vigencia de la autorización.
  • En supuestos excepcionales debidamente justificados, se podrá solicitar con una antelación mayor, computándose el nuevo período de vigencia en estos casos desde la fecha en que se haya presentado la solicitud.

RENOVACIÓN DEL CARNET EN UNA JEFATURA DE TRÁFICO

Llegado el momento de renovar nuestro carnet de conducir, tenemos dos opciones: acudir a una jefatura de Tráfico o a un centro de reconocimiento de conductores. Si optamos por la primera opción, estos son los pasos que hay que seguir:

  • Como sucede con cualquier tipo de trámite que se realiza con la Dirección General de Tráfico (DGT), lo primero que tiene que hacerse es solicitar cita previa por Internet o llamando al número de teléfono 060.
  • Una vez en la jefatura de Tráfico seleccionada, se tendrá que presentar la correspondiente solicitud debidamente cumplimentada y acompañada del DNI, el pasaporte o la tarjeta de residencia en vigor.
  • Además, nos exigirán que entreguemos una fotografía actualizada en color (tamaño 32×26 mm) y firmar un talón-foto (se obtiene en todas las jefaturas provinciales y locales de Tráfico).
  • Y, finalmente, será necesario contar con un informe de aptitud psicofísica telemática que haya sido comunicado al Registro de Conductores por un centro de reconocimiento de conductores al que hayamos ido previamente. Antes, es aconsejable que nos informemos en varios centros, puesto que los precios del conocido como test o examen psicotécnico pueden variar de uno a otro.
  • En cuanto a la tasa de la renovación del carnet de conducir, actualmente es de 24,10 euros y no se puede pagar en metálico.

RENOVACIÓN EN UN CENTRO DE RECONOCIMIENTO DE CONDUCTORES

Se trata de una opción muy recurrente, ya que, además del informe de aptitud psicofísica, un centro de reconocimiento de conductores se ocupará de enviar toda la documentación necesaria a Tráfico, evitándonos así tener que solicitar cita previa y realizar todos los trámites personalmente.

¿Y QUÉ SUCEDE SI NOS ENCONTRAMOS EN EL EXTRANJERO?

Y en el caso de encontrarnos en el extranjero, podremos gestionar la renovación de nuestro carnet de conducir a través de las representaciones diplomáticas o consulares aportando la siguiente documentación:

  • Copia del resguardo del pago de la tasa (24,10 euros). El mismo se realizará mediante transferencia bancaria en euros a la Jefatura Central de Tráfico. Los gastos de dicha operación correrán por nuestra cuenta.
  • Informe de aptitud psicofísica, con una fotografía reciente, expedido por un médico del país donde nos encontremos y visado por la misión diplomática u oficina consular de España.
  • Talón-foto cumplimentado y firmado.

LO MEJOR, NO DESPISTARSE Y RENOVAR EL CARNET A TIEMPO

Por todo lo expuesto, queda claro que el carnet de conducir tiene un periodo de vigencia. Y que antes de que caduque, hay que proceder a su renovación. Por norma general, tendremos un plazo de tres meses anterior a su pérdida de vigencia para realizar todos los trámites necesarios.

Si superado dicho plazo no hemos renovado el carnet de conducir y decidimos ponernos a los mandos de nuestro automóvil, motocicleta, quad, etc., y un agente de la autoridad nos solicita el permiso de conducción, deberemos pagar una multa que, en la fecha de publicación del presente post, asciende a 200 euros.

Y peor aún: si circulamos con un carnet de conducir caducado y sufrimos un accidente de tráfico, podríamos tener problemas con nuestra compañía aseguradora, ya que entre las exclusiones de las pólizas del ramo de autos suelen figurar los daños producidos por la conducción del vehículo asegurado por quien carezca del permiso de conducción o el mismo haya perdido su vigencia.

Y eso supone que si la entidad aseguradora no se hace cargo de los gastos derivados del accidente, tendremos que ser nosotros quienes paguemos de nuestro propio bolsillo sumas económicas que pueden llegar a ser astronómicas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una iniciativa de AMV Hispania