Los impactos y las condiciones ambientales pueden acelerar el deterioro de un casco de moto. Conscientes de la importancia de este elemento de seguridad pasiva, desde la Fundación AMV brindamos unos consejos para prolongar su vida útil.

Mujer con casco de moto

Los motoristas más jóvenes pensarán que el uso del casco de moto es una obligación “de toda la vida”. Pero lo cierto es que no es así. Hasta 1982 no se empezó a regular su uso en España. Aquel año, la utilización del casco comenzó a ser obligatoria para los usuarios –conductores y acompañantes– de motocicletas con una cilindrada superior a 125 cc. Y por debajo de la misma, la obligatoriedad solamente era aplicable en carretera. En cuanto a los ciclomotores, quedaban exentos de dicha medida.

Una década después, con la entrada en vigor del Reglamento General de Circulación, la obligación se hizo extensible a todo tipo de motocicletas y ciclomotores, cuyos usuarios debían utilizar un casco protector homologado tanto en vías urbanas como interurbanas. Y no hacerlo conllevaba una multa de 15.000 pesetas (90 euros).

Desde aquel lejano 1992, el uso del casco de moto se ha generalizado en el colectivo de los motoristas, un hábito que ha contribuido a salvar muchas vidas. Sin embargo, las propiedades de un casco de moto no son eternas. Por ello, si quieres prolongar la vida útil de tu casco de moto, ¡sigue leyendo!

¿UN CASCO DE MOTO DURA TODA LA VIDA?

La respuesta a esta pregunta es “no”. Algunos expertos estiman que la vida útil de un casco de moto es de entre cinco y siete años desde su fecha de fabricación. Y otros aconsejan comprar un casco nuevo tres años después de haberlo adquirido. En cualquier caso, está claro que las propiedades de un casco de moto no son eternas y que su vida útil dependerá del desgaste y el trato al que sea sometido.

En el caso de los materiales, algunos síntomas nos anunciarán que ha llegado el momento de empezar a pensar en comprar un casco de moto nuevo:

  • Observa con frecuencia el acolchado interior. Juega un papel esencial al estar en contacto con nuestra cabeza y parte de la cara. Pero el uso continuo, la sudoración y el lavado acaban deteriorándolo.
  • Si el sistema de apertura y cierre empieza a fallar o deja de funcionar, también tendrás que preocuparte, ya que, en caso de accidente, el casco podría salir despedido de la cabeza. ¡Y no tendrías ninguna protección!
  • En cuanto a las partes de plástico o resina, tienden a secarse o vidriarse y a no ajustar correctamente. Por lo tanto, también es preciso examinar su estado con cierta periodicidad.

¿QUÉ SUCEDE SI UN CASCO DE MOTO SUFRE UN IMPACTO?

Como habrás visto, el deterioro de los materiales por el uso continuo, sus propias características mecánicas o las condiciones ambientales condicionan la vida útil de un casco de moto. Y también los impactos consecuencia de un accidente de tráfico o los golpes que pueda sufrir en el día a día. Por ejemplo, al caerse al suelo tras haberlo dejado en el asiento o un puño del manillar de la moto.

En ambos supuestos, aunque a simple vista pudiera parecer que no tiene desperfectos, el daño sufrido por el casco podría convertirlo en inservible. Por dicho motivo, ante un impacto es esencial llevarlo a un centro especializado para que examinen su calota exterior y comprueben si la parte interior presenta deformaciones o algún tipo de holgura.

CONSEJOS PARA QUE NUESTRO CASCO ESTÉ COMO NUEVO

Por todo lo señalado, está claro que no podemos evitar que las condiciones ambientales afecten a nuestro casco. Además, todos estamos expuestos a sufrir un accidente de tráfico. Pero si ponemos en práctica una serie de consejos básicos podremos conservarlo en buen estado y prolongar su vida útil.

  • Una vez aparcada la moto, hay quienes dejan colgado el casco del manillar. Y aunque en el mercado existen candados para ponérselo difícil a los amigos de lo ajeno, lo cierto es que el casco queda expuesto a las condiciones ambientales. Recuerda: dejar el casco en el manillar u otra parte del exterior de la moto acelerará su deterioro.
  • Además, como hemos visto anteriormente, dejar colgado el casco del manillar o depositarlo sobre el asiento, aunque sea unos segundos, puede dar lugar a que se caiga al suelo accidentalmente y sufra un impacto. ¡No lo olvides!
  • Si vas a ausentarte del lugar donde has estacionado la moto y no puedes llevarte el casco, lo aconsejable es que lo guardes en el baúl trasero, una maleta lateral o en el cofre habilitado debajo del asiento si se trata de un scooter. Y a ser posible, siempre protegido por su funda.
  • Esta última o una mochila específica te ayudarán a transportar el casco al trabajo, el centro de estudios o tu domicilio con comodidad y seguridad.
  • Al estar en contacto con él, es muy importante que el acolchado interior del casco se encuentre siempre limpio. Por ello, se debe evitar guardar los guantes o cualquier otro objeto dentro del casco, ya que podrían ensuciar o dañar el interior.

¿CÓMO SE DEBE LIMPIAR EL CASCO DE MOTO?

Ya que nos hemos referido a la limpieza del casco de moto, toma nota de las siguientes recomendaciones para que siempre luzca como el primer día:

  • Si utilizas la moto diariamente, procura limpiar el casco con frecuencia para que los insectos y las partículas de suciedad no queden “incrustados” en la calota y la pantalla. Y también después de hacer un viaje en moto o tras practicar especialidades off road como el trial, el motocross o el enduro.
  • Tras una jornada de lluvia, pásale un paño limpio al casco. Y con la pantalla abierta, déjalo secar a temperatura ambiente. ¡No uses un secador ni tampoco lo arrimes a fuentes de calor como estufas, radiadores o chimeneas! Podrías provocar que se deteriorasen los pegamentos que se emplean en la fabricación del casco.
  • Para limpiar el exterior del casco, en el mercado encontrarás productos específicos. En su defecto, puedes usar una esponja suave y jabón líquido neutro. Y también un cepillo de dientes para limpiar las rejillas.
  • Al ser una parte muy delicada, debemos ser especialmente cuidadosos con la pantalla. Si la rayamos, nos dificultará la visión cuando montemos en moto. Desmóntala, sumérgela en agua con jabón líquido neutro y límpiala con mimo.
  • Si el acolchado interior del casco puede desmontarse, extráelo y lávalo con jabón líquido neutro. Es importante eliminar la secreción sebácea que libera el cuero cabelludo y queda impregnada en el acolchado. Además, limpiar el interior del casco es una medida de higiene para deshacerse de los ácaros y otros agentes potencialmente alérgenos.
  • En el supuesto de que no fuese posible extraer el interior, los establecimientos especializados comercializan productos que se aplican sobre el acolchado. Tras dejarlos actuar unos minutos, el interior se seca con un trapo y ¡listo!
  • Y cuando no utilices el casco, mételo en su funda y guárdalo dentro de un armario, bocarriba y apoyado en una base cómoda. Si lo vas a guardar en un garaje o un almacén, asegúrate de que no esté cerca de envases que contengan gasolina, pintura sintética o disolventes para que luego no tenga un olor desagradable.

CASCO DE MOTO: NUESTRO MEJOR ALIADO

En comparación con las cifras registradas en 2017, el número de motoristas fallecidos en las carreteras españolas descendió en 2018. Y frente a esa lectura positiva, la mala noticia es que algunos de los conductores que perdieron la vida no utilizaban el casco en el momento del accidente. Por ello, es de vital importancia:

  • Adquirir un casco de moto homologado que se ajuste a nuestra talla y necesidades.
  • Ser aconsejados por profesionales de centros especializados.
  • Recordar que un casco de moto no dura eternamente. La exposición a las condiciones ambientales o los impactos pueden acelerar su deterioro.
  • Tratarlo con cuidado para que no pierda sus propiedades y contribuir a prolongar su vida útil.
  • Limpiarlo periódicamente por motivos de seguridad e higiene.

Artículos de interés relacionados:


https://fundacion.amv.es/como-saber-si-un-casco-de-moto-esta-homologado/


https://fundacion.amv.es/equipamiento-motero-en-verano-no-te-la-juegues/

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una iniciativa de AMV Hispania