Desde la Fundación AMV queremos contarte todo lo que debes saber sobre un ciclomotor ; ¿cómo es?, ¿qué carnet se necesita para conducirlo?, ¿Qué documentación es necesaria? ¿cada cuánto se pasa la ITV?, ¿cómo se conduce?… Sigue leyendo para obtener toda la información:

chica joven poniéndose un casco de moto tipo jet

Durante 2018 se vendieron 15.459 ciclomotores en España, un registro que representa un descenso del 26,4% en comparación con los datos contabilizados en 2017. Y si bien es cierto que las cifras presentadas por la Asociación Nacional de Empresas del Sector de Dos Ruedas (Anesdor) son negativas, no lo es menos que han aumentado las ventas de ciclomotores eléctricos. Concretamente, el año pasado se vendieron 3.030 unidades de este tipo de vehículo (+73,5%), una aceptación al alza que pone de manifiesto su contribución a la movilidad sostenible.

Pero, ¿qué se entiende por ciclomotor? ¿Qué permiso se ha de aprobar para conducir uno? ¿Cuáles son los papeles obligatorios que vamos a necesitar para poder circular legalmente con él? ¿Un ciclomotor está obligado a pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV)? Si estás pensando en acceder al mundo de la moto, en el presente post despejamos tus dudas sobre los ciclomotores.

¿Qué es un ciclomotor?

Al tratarse de vehículos prácticos y económicos, los ciclomotores siempre han sido una alternativa de transporte a tener en cuenta tanto en las grandes ciudades como en las poblaciones rurales. Hoy en día, la estética de algunos modelos es similar a la de los scooters, pero existen diferencias entre ambos. A la hora de definirlos, desde la Dirección General de Tráfico (DGT) recuerdan que los ciclomotores son:

  • Vehículos de dos o tres ruedas provistos de un motor de cilindrada no superior a 50 centímetros cúbicos –si cuentan con un propulsor de combustión interna– y con una velocidad máxima por construcción no superior a 45 km/h.

¿Qué carnet necesito para conducirlo?

Y como sucede con cualquier vehículo a motor, para conducir un ciclomotor es preciso contar con un permiso de conducción. En el caso que nos ocupa, se trata del carnet AM, antiguamente denominado licencia de ciclomotor. Y para obtenerlo se han de cumplir los siguientes requisitos:

  • Tener una edad mínima de 15 años.
  • Superar unas pruebas de aptitud psicofísicas o un test psicotécnico en un centro autorizado de reconocimiento médico.
  • Aprobar un examen teórico sobre temas de seguridad vial y contenidos específicos relacionados con la conducción de ciclomotores.
  • Superar una prueba práctica de destreza en un circuito cerrado.

Y además de los tradicionales, con el carnet AM podrás conducir ciclomotores eléctricos y quads cuya potencia no exceda de 4 kW, así como los denominados microcoches.

Documentación ciclomotor: ¿qué papeles son obligatorios?

Una vez aprobado el carnet y adquirido un ciclomotor, conviene no olvidar que, al circular con él, siempre tendremos que llevar con nosotros tanto la documentación personal como del vehículo.

  • Para empezar, el permiso de conducción AM en vigor acreditará nuestra capacitación para conducir ciclomotores ante los agentes de la autoridad que nos lo soliciten.
  • Ojo: no llevar el carnet de conducir o tenerlo caducado es motivo de sanción económica.
  • Y si careces de él, has perdido todos los puntos o te lo han retirado por decisión judicial y te “pillan” conduciendo, incurrirás en un delito. Concretamente, el artículo 384 del Código Penal señala que el mismo está castigado con una pena de prisión de tres a seis meses, una multa de 12 a 24 meses o trabajos en beneficio de la comunidad por un periodo de uno a tres meses.
  • Según el artículo 26 del Reglamento General de Vehículos, otro documento obligatorio que debemos portar es el permiso o licencia de circulación –o, en su defecto, la autorización provisional–. En él figuran todos los datos del ciclomotor y el nombre de su titular. Y no llevarlo o carecer de él conlleva una sanción económica.
  • Por último, el citado reglamento también observa que entre los papeles de un vehículo no puede faltar la tarjeta de inspección técnica o el certificado de características técnicas. Como sucede con los permisos de conducción y circulación, no mostrar dichos documentos es sancionable.

Los papeles del ciclomotor han de ser originales, aunque la normativa española permite reemplazarlos por fotocopias siempre que estas sean compulsadas en una jefatura de Tráfico. Y si no queremos que se deterioren, también nos autoriza a plastificarlas.

En cuanto al recibo que justifica el pago del impuesto municipal sobre vehículos de tracción mecánica, también conocido como impuesto de circulación, no es necesario llevarlo con el resto de documentos. Ni tampoco el que acredita haber suscrito un seguro obligatorio, ya que los agentes de la autoridad pueden comprobar que un ciclomotor está asegurado a través del Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA). Pero, por si acaso, no está de más incluirlos en la documentación.

¿Un ciclomotor está obligado a pasar la ITV?

Ya que nos hemos referido a la tarjeta de inspección técnica y el certificado de características técnicas, has de saber que los ciclomotores están obligados a pasar la ITV periódicamente para verificar su estado y garantizar así que sus usuarios circulen con seguridad.

  • Los ciclomotores deben pasar su primera inspección técnica al cumplir tres años. Y, al igual que las motocicletas, las siguientes visitas a una estación de ITV se llevarán a cabo cada dos años.

Circular sin haber pasado la correspondiente ITV es objeto de sanción económica. Y si así lo consideran, los agentes de la autoridad podrían ordenar la inmovilización del vehículo.

Consejos para conducir un ciclomotor con seguridad

Al igual que el resto de vehículos a motor, los usuarios de ciclomotores deben respetar las normas de circulación y convivencia. Y también considerar una serie de principios para garantizar su seguridad y la del pasajero. Por su interés, repasamos algunos consejos básicos ofrecidos por la DGT:

  • Salvo que tu ciclomotor cuente con una estructura de protección y cinturón de seguridad, tienes que utilizar un casco homologado. Esta obligatoriedad es extensible al pasajero. Si eres tú el que no lo llevas, serás sancionado y te retirarán puntos del carnet. Y si quien no lo utiliza es el pasajero, también te multarán.
  • Si fuera transitable y suficiente, deberás circular, preferentemente, por el arcén de tu derecha. Si no fuese así, utiliza la parte imprescindible de la calzada para no entorpecer la circulación ni causar peligro, perjuicios o molestias a otros vehículos.
  • Recuerda que los ciclomotores no pueden circular de forma paralela a otros vehículos que circulen por el arcén, salvo los de dos ruedas, que podrán hacerlo en columna de a dos, cuando el espacio sea transitable y suficiente, sin invadir la calzada.
  • En poblado, en calzadas de doble sentido de circulación con dos o más carriles para cada sentido, separados o no por marcas viales, los ciclomotores circularán por el carril de su derecha siempre que no exista un carril especialmente destinado a su circulación.
  • Está prohibido que los ciclomotores circulen por autopistas, autovías y cualquier otro tipo de vía con la señal de circulación prohibida a ciclomotores.

Para finalizar, además de conducir racionalmente y con sentido común, no descuides el mantenimiento ni el equipamiento. Tener tu ciclomotor en perfecto estado de revista, y usar prendas y complementos con protecciones y de colores vivos o con propiedades reflectantes, te ayudará a desplazarte con tu nuevo compañero de aventuras con seguridad. Tómate en serio este periodo de aprendizaje, ya que te será de mucha utilidad antes de sacarte otros permisos de conducción.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *