Los estudiantes de hoy serán los motoristas de mañana. Por ello, la Fundación AMV promueve la celebración de clases teóricas que refuercen los conocimientos de los alumnos en materia de seguridad vial.

Desde la iniciación del curso escolar 2017/2018, la Fundación AMV, fiel a su objetivo de contribuir a la consecución de actividades de interés social, ha impartido una serie de charlas de seguridad vial a alumnos de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO). Finalmente, cerca de 450 estudiantes de centros educativos de Madrid, Alcalá de Henares, Majadahonda, Ávila y Toledo han tenido la oportunidad de familiarizarse con el mundo de la moto y aprender nociones que les ayudarán en el futuro a ser motoristas más responsables y seguros.

Sobre el porqué de impartir esta serie de charlas didácticas entre los alumnos de ESO, Agustín Galdón, experto en Seguridad Vial de la Fundación AMV, afirma que, para muchos de ellos, el ciclomotor, el scooter o la moto supondrán su primera experiencia en el ámbito de la movilidad. “Este tipo de vehículos permite desplazarse con mayor fluidez y, frente a los automóviles, resulta más económico y sostenible, aspectos que valoran y tienen en cuenta los jóvenes llegado el momento de elegir un medio de transporte”, razona.

La prevención, esencial

En cuanto a las principales cuestiones abordadas en las charlas de seguridad vial impartidas por la Fundación AMV, Galdón explica que en las mismas se han tratado aspectos relacionados con la concienciación a la hora de manejar un vehículo de dos o tres ruedas y los elementos de seguridad activa y pasiva, así como conceptos sobre normativa y seguro obligatorio.

“La prevención ha sido el campo en el que hemos puesto un mayor énfasis. Evitar el accidente deber ser una prioridad en todas las acciones que realiza un motorista, ya que, en comparación con un automovilista, su seguridad pasiva es muy limitada. Al respecto, los alumnos han aprendido que es esencial conducir bien equipados. Y no sólo con el casco: chaqueta, pantalón, guantes y botas con protecciones también juegan un importantísimo papel en caso de caída o accidente. Y por último, y no por ello menos relevante, se han analizado algunas de las causas y factores más comunes de siniestralidad vial como el exceso de velocidad, las distracciones y el consumo de alcohol o drogas”, declara el monitor.

Una iniciativa aplaudida por profesores y alumnos

Por lo que respecta a la aceptación que han tenido las charlas de seguridad vial, la iniciativa de la Fundación AMV ha sido acogida con entusiasmo por parte de los centros educativos. “Para los profesores, la seguridad vial es una “asignatura” de interés. Sin embargo, en los planes de estudios no disponen de contenidos específicos sobre dicha materia. En este sentido, existe una preocupación entre el profesorado, puesto que, cada vez más, los alumnos de ESO contemplan la posibilidad de conducir vehículos de dos o tres ruedas a través del carnet AM o A1”, comenta.

“Y en el caso de los alumnos”, prosigue Agustín Galdón, “también han recibido con agrado las charlas de seguridad vial. Lógicamente, debido su juventud, muchas de las ideas o creencias que tienen son equivocadas. Por ello, es necesario que cuenten con una base de conocimiento sólida y veraz que les ayude a tomar decisiones acertadas a la hora de conducir y evitar exponerse a riesgos innecesarios”.

Balance positivo

Una vez concluido el primer ciclo de charlas de seguridad vial del curso 2017/2018, desde la Fundación AMV se realiza un balance muy positivo. “Para los alumnos de ESO con 15 o 16 años, esta formación es fundamental, ya que puede ayudarles a minimizar las consecuencias de un accidente de tráfico e incluso a salvar la vida. La participación activa de los estudiantes demuestra el interés que tienen por un tema tan importante. En los últimos años, entidades como la Fundación AMV han hecho un gran esfuerzo para que la seguridad vial se valore y fomente, y la excelente acogida de estas charlas por parte de los jóvenes así lo confirma”, argumenta el experto.

Y, por último, recuerda que “estas charlas de seguridad vial en los centros educativos provocan un impacto efectivo y provechoso en los alumnos. Los estudiantes se muestran abiertos a participar en ellas. En definitiva, se dan cuenta de que las nociones aprendidas pueden aplicarlas cuando salgan del instituto, primero como peatones y luego como motoristas previa aprobación, eso sí, del carnet AM o A1”.

Material didáctico

Además de recibir una clase teórica, los alumnos que participan en las charlas de seguridad vial de la Fundación AMV son obsequiados con el manual “Técnicas básicas de seguridad en motocicletas”. Entre otros contenidos de interés, el mismo recuerda la importancia de equiparse adecuadamente a la hora de montar en moto, analiza los principales riesgos que amenazan la integridad de los motoristas y brinda valiosos consejos para conducir con seguridad, desde cómo lograr una posición correcta sobre el vehículo hasta la manera más adecuada de detenerlo o trazar las curvas.

La Fundación AMV agradece las facilidades prestadas para impartir las charlas de seguridad vial del curso 2017/2018 a los siguientes centros educativos:

  • IES Cardenal Cisneros (Alcalá de Henares).
  • Engage Independent School (Majadahonda).
  • Colegio Virgen de Mirasierra (Madrid).
  • IES María Pacheco (Toledo).
  • Colegio Nuestra Señora de la Providencia (Madrid).
  • IES Isabel de Castilla (Ávila).

9 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • La de Fundación AMV es una magnífica iniciativa. Sin duda, la seguridad vial es una asignatura pendiente en muchos centros educativos. Que una entidad sin ánimo de lucro se preocupe de formar a los futuros motoristas es digno de aplauso.
    Les animo a que continúen por esta senda durante el presente y cursos venideros.
    Un saludo. Sara.

  • Estoy completamente de acuerdo con la introducción de esta información: los estudiantes de hoy serán los motoristas de mañana.
    Es muy conveniente educar a los alumnos, que sepan que moverse en moto tiene muchas ventajas, pero también riesgos. Ojalá que, gracias a iniciativas como la de la Fundación AMV, los motoristas del futuro sean muy responsables. ¡Cero accidentes!
    Gracias por fomentar la movilidad en moto y la seguridad de los moteros a través de las charlas en los institutos. ¡Ráfagas!

  • Tengo 50 tacos y mis hijos estudian ESO. Cuando yo era un chaval, no me enseñaron nada de seguridad vial en el colegio. Nos llevaban de excursión en un autocar, pero en aquellos años lo de la educación vial estaba reservado a las autoescuelas. Y antes de las autoescuelas debe impartirse una formación previa. Al menos, esa es mi opinión.
    Yo no soy motero pero simpatizo con los motoristas. Un colega me ha remitido a este artículo para expresar mi opinión. Y sólo puedo decir que “estupendo”. Que la Fundación AMV siga en esta línea. Y de cara a los próximos años, si puede ser, que amplíe la formación de seguridad vial al nivel de peatones y automovilistas. Así, todos saldremos ganando.
    Ángel.

  • Admiro a quienes salvan vidas. Entre ellos, sin duda, se encuentran los médicos. Pero también los educadores que tratan temas tan sensibles como la seguridad vial. Si las charlas de la Fundación AMV sirven para concienciar a los estudiantes, bienvenidas sean. Les animo a que continúen con su programa de educación vial en más centros educativos.

  • Como madre de alumnos que estudian en el Colegio Virgen de Mirasierra, aplaudo la iniciativa de la Fundación AMV de fomentar la seguridad vial entre los alumnos de ESO.

  • Además de las asignaturas obligatorias, la de seguridad vial debería estar contemplada en todos los centros educativos.
    Aplaudo la iniciativa y animo a la Fundación AMV a impartir sus charlas de seguridad vial en los institutos de la provincia de Segovia.
    Un saludo. Leticia.

  • Es una iniciativa tan importante como necesaria. Todavía tenemos mucho que aprender en materia de seguridad vial para alcanzar cero accidentes. Por ello, concienciar y enseñar a los futuros conductores desde el colegio es esencial. Enhorabuena.

  • Aplaudo iniciativas tan loables y encomiables como las compartidas en esta información. La educación vial debe ser obligatoria en colegios e institutos. Espero que estas actividades lleguen a municipios de la zona sur de Madrid, como Leganés. Estas charlas ayudarán a evitar accidentes y muertes.

    • Hola Jaime.
      Muchas gracias por tu comentario en el Blog de la Fundación AMV.
      Seguiremos trabajando para ampliar el número de colegios y municipios para esta iniciativa.
      Gracias y saludos.